La idea del video de boda para Andrea y David vino porque mi amigo y gran fotógrafo de bodas Marcelo Augelli me recomendó. Nos empezamos a escribir para hablar del proyecto y saber que ella ha sido ganadora de un Emmy me puso un poco nervioso ya que imaginaba que ellos serían más meticulosos. Ellos se dedican al mundo del video en Nueva York pero decidieron casarse y organizar su boda en Barcelona, concretamente en Blanes. 

El encargo para esta ocasión era contar la historia de Nathan y Jo, dos londinenses residentes en Malasia. Junio, Sevilla.. la cosa prometía para pasar color y lo cierto es que hizo incluso más calor del prometido.. tremendo. Para esta destination wedding en toda regla, escogieron Andalucía, según la novia, por su luz y su color. Así que sin más se pusieron en contacto con la Hacienda de San Rafael, una hacienda a medio camino entre Sevilla y Las Cabezas de San Juan, un pueblito a unos 30 kms de la capital.

Recuerdo que Gema y Erico fueron los primeros en contactarme para la temporada 2015, recuerdo también pensar -Erico? es un nombre italiano, alemán?-. Nunca había oido tal nombre y de hecho me encantó. Lo cierto es que la apuesta era clara, dos enamorados que querían organizar su boda con ideas originales. Gema había crecido pasando los veranos en la casa de los abuelos, en Mullidar, y entre juegos y las charlas a la fresca de la noche,  podía ver la casa del cerro a lo lejos, una casa que le hacía soñar, soñar por ejemplo con que algún día podría organizar su boda allí. Soñar con un video de boda. 

David dijo literalmente "queríamos que los invitados se sintieran especiales y notaran cuanto les queremos" y sin duda eso es lo que pasó. No siempre se busca este efecto para los invitados a la hora de organizar una boda. Son cada vez más las parejas que deciden pensar más en los invitados y olvidarse de ellos mismos, buscando ideas originales de boda.