6 MOTIVOS PARA TENER UN VIDEO DE BODA

Uno de los dos se decide a pedirle matrimonio al otro y zas, comienza una cuenta atrás para organizarlo todo. Lugar de la ceremonia, vestido, traje, zapatos, fotógrafo y… eh.. un momento.. ¿Deberíamos tener video de boda? . Veamos seis motivos por los que el video de boda no solo es una opción sino que se vuelve un imprescindible. ¿Estás listo para compartir tu alegría?

1-NECESITAMOS HISTORIAS

Desde los tiempos prehistóricos donde nos sentábamos al fuego hasta hoy día donde miramos Facebook para saber qué ha pasado, necesitamos saber qué pasa a la gente que nos importa,  qué pasa en el mundo o qué pasaba en la historia. Necesitamos las historias y la vuestra no es menos.

4-UNA MIRADA CERCANA

Tener una historia contada con una mirada cercana y honesta que valore los pequeños gestos, que de importancia a las personas y sus relaciones, que sepa reconstruir el paisaje emocional de una boda, una manera de ver las cosas que os haga entender qué significa ser humanos.

2- LO UNICO QUE QUEDARÁ…

El vestido monisimo, los aperitivos deliciosos, la luz que había aquel atardecer era mágica pero al final, cuando todo pase, se desvanecerán como lagrimas en la lluvia. En serio, sin la ayuda del video o de las fotos, poco se puede hacer para recordarlo todo. Merece la pena tenerlos, ¿no?

5 EL LEGADO

Imaginad que dentro de 20 años vuestros descendientes podrán saber lo que pensabais en aquellos días de la boda, revivir las anécdotas, escuchar de nuevo los discursos pero sobre todo poder comprender mejor sus orígenes. El legado audiovisual se convierte en un asunto familiar.

3-EL VIDEO NOS HACE VOLVER A VIVIR

De todos los medios disponibles, el video es el que tiene más capacidad y fuerza para recrear la realidad.  Poder contar con la magia de la música, la fuerza de las palabras de familiares y amigos, la belleza y el significado de las imágenes en movimiento, es algo que de momento mantiene al video en la vanguardia de los métodos para contar historias.

6 SHARE YOUR JOY

Poder compartir todos esos momentos con tu pareja, tu familia y toda la gente que os importa y que esta pueda verlo en cualquier momento y en cualquier sitio es algo sencillamente maravilloso. Después de todo la felicidad es real cuando es compartida.