novios dándose la mano

ROBERTOMIA (video de boda en Bilbao)

Siempre dije que me apetecía mucho contar una historia, hacer un video de boda en el norte, tipo Bilbao, San Sebastián, Santander… y cosas del destino, esta temporada me he estrenado con dos, en el mismo sitio además. Casualidad? aaaah, quien sabe o mejor.. qué importa? 

El caso es que Roberto me escribió para decirme que quería que fuera su videógrafo de cabecera, que contara su historia, que volaría desde Sidney hasta Bilbao para casarse con Mía, su novia australiana, y que yo contaría su historia en video. Me gustó sobre todo que su discurso sonaba cierto, sincero, sin artificios ni edulcorantes, me conmovió que su historia era parecida a la mía: Marchar por las buenas a otro país a buscarse la vida, pero lo que de verdad me atrapó era lo dispuesto que estaban a colaborar, su entrega a este proyecto.

Nos conocimos el día antes de la boda donde teníamos que hacer el preboda. Todo empezó a encajar cuando conocí a Patricia que se encargaría de contar la historia con fotos. Juntos fuimos al Castillo de Arteaga, un castillo con cierta historia y estilo neogótico, una maravilla vamos . El día, un poco nublado pero en cierto modo ideal a la hora de grabar, ya que la luz es más difusa. Esto siempre viene mejor.

Fuimos a una localización de ensueño, unos embarcaderos junto a una vieja fábrica de no recuerdo bien qué pero que nos dejaba un rollo guapo y muy fotogénico. Aunque de primeras nos costó arrancar, no tardamos en cogernos confianza y empezar a fluir. Justo cuando estábamos en lo mejor, empezó a llover, pero por suerte ya teníamos material de sobra.

El día de boda transcurrió perfecto. La luz acompañaba en todo momento pero sobre todo lo que acompañaba era la actitud, el buen karma. Las habitaciones eran sencillamente preciosas, maderas macizas, tonos cálidos y un toque de sobrecarga ornamental. La luz, taimada, dejaba un lienzo perfecto para empezar a robar momentos.

La ceremonia, al aire libre, muy cargada de energía positiva fluyó rápido y en dos idiomas. Los invitados empezaron a conocerse en el aperitivo, en los patios del castillo. La cena, en interior, estuvo coronada por brillantes discursos. El baile.. bueno lo que pasó en el baile se queda en el baile. El trabajo junto con Patricia fue genial, muy fácil, nos entendimos muy bien y sólo tenéis que ver el resultado de sus fotos para saber de lo que hablo.

Vuelvo a decir que muchas gracias a Roberto y Mia por dejar que trabaje a gusto, por entender que mi trabajo va de experimentar y que sin esa entrega no es posible acercarme a sus corazones. La próxima en Sidney, I promise.

 

 

6 Comments
  • Lorena
    Posted at 08:34h, 27 octubre Responder

    Maravillada me has dejado Pol 🙂 Vaya película más bonita y emotiva, ¡felicidades!

    • feelandfilm
      Posted at 07:52h, 29 octubre Responder

      Gracias Lorena!! fue una boda muy guapa!!!

  • SANTI veiga
    Posted at 10:08h, 28 octubre Responder

    Maravilloso!! Congratulations

    • feelandfilm
      Posted at 07:51h, 29 octubre Responder

      Gracias amigo!! Abrazos pallà donde estés!! Rockandroll!!

  • Eleven Moments
    Posted at 07:26h, 05 noviembre Responder

    Buen trabajo Pol.!!

    • feelandfilm
      Posted at 15:54h, 19 noviembre Responder

      Gracias!!!

Post A Comment